Balloon in Tuscany forma parte de la Asociación Aerostática Toscana. Ofrecemos vuelos en globo en toda la Toscana y garantizamos su seguridad y diversión. Nuestros sitios de despegue se encuentran en la zona de Chianti, San Gimignano, Siena y Florencia. Puede reservar y comprar su vuelo en las secciones correspondientes, o ponerse en contacto con nosotros si necesita obtener más información.
¡Le esperamos!

Asociación Aerostática Toscana

chi-siamo-1

Stefano y Gianna

La Asociación no solo promueve y organiza eventos internacionales aerostáticos, sino que también participa con sus globos en eventos nacionales e internacionales en Europa, que nos permiten ofrecer la oportunidad de conocer la otra realidad de un vuelo aerostático a sus miembros. La Asociación se dirige a aquellos que disfrutan del vuelo y la actividad en el BalloonPort en Lungarno Serristori, en Florencia, y el Balloonport de Chianti, en Tavarnelle Val di Pesa, así como en otras superficies para el despegue de globos situados alrededor de la Toscana central.
Nuestro objetivo es el de hacer crecer, en todos aquellos que lo deseen, la pasión y el conocimiento de un tema como el globo aerostático, que se diferencia poco del arte.

 

La historia de los globos

Fue portada de la primera edición del libro de Julio Verne (1873)

Fue portada de la primera edición del libro de Julio Verne (1873)

Se cree que Leonardo Da Vinci fue el primero en tener la idea de utilizar aire caliente “ascendente” para crear la elevación. Pero los verdaderos pioneros del vuelo en globo con aire caliente fueron los hermanos Montgolfier. Esta familia especializada en fabricación de papel creó los primeros globos de aire caliente utilizando su papel con costuras unidas por botones. Los primeros experimentos y exposiciones públicas tuvieron lugar durante el período de la Ilustración francesa, en las que dejaron sin habla a las masas de científicos y curiosos.

Cuando, en 1783, el primer globo flotó por encima de la capital, el público francés enloqueció. Este globo, que tenía casi 4 metros de diámetro, voló el 19 de septiembre y llevaba una oveja, un pato y un gallo. El globo se mantuvo en el aire durante un total de 8 minutos antes de estrellarse contra el suelo, el gallo se rompió un ala.

El primer “vuelo” tripulado se produjo unos meses más tarde, el 21 de noviembre. Pilotado por Pilatre De Rozier y el marqués d’Arlandes, el globo voló durante 20 minutos y alcanzó una altura de 900 metros antes de aterrizar en la localidad de Gonesse, cerca del moderno aeropuerto Charles de Gaulle. Aquí se plegó rápidamente y se llevó en un carromato para evitar que los habitantes locales lo atacaran con horcas al pensar que era obra del diablo.

Junto a Francia, Italia era, de hecho, el país que dio el mayor impulso al vuelo en globo. Un pasajero que dio un paseo en globo desde Roma dijo: Roma parecía un campo que había sido sembrado con blancos copos de yeso, mientras que el Tíber parecía ser un hilo muy fino.

Las palabras relacionadas con estos eventos se extendieron como un reguero de pólvora por toda Europa, y fue un italiano el que hizo el primer vuelo desde Londres en el Reino Unido. El italiano Vincenzo Lunardi subió a los cielos en un globo lleno de hidrógeno, y asistieron al evento alrededor de 200 000 personas, entre las que se incluía el Príncipe de Gales, el 15 de septiembre de 1784. Su vuelo duró dos horas y media y cubrió unos 30 kilómetros.

Imagínese lo que podría significar volar en esos días.
Hoy en día se puede hacer con total seguridad gracias a las tecnologías y globos modernos que garantizan la seguridad de los vuelos y unos hermosos paisajes.